Casas Pasivas (Passivhaus)

El actual Estándar Passivhaus fue desarrollado para los climas del norte de Europa (carga de calefacción dominante) y en efecto la mayor parte de casas pasivas están situadas en Austria, Alemania, norte de Francia, Suecia y Suiza. Hay algunas viviendas que responden al Estándar Passivhaus en el norte de Italia, pero estas están principalmente en la región montañosa de Alto Adigio-Trentino, que sigue teniendo carga de calefacción dominante.

Nuestros arquitectos le ayudarán a diseña su casa pasiva en Asturias, basándose en la arquitectura bioclimática.

  • Arquitectura pasiva en Asturias
  • Arquitectura Bioclimática en Asturias

Para cumplir con el actual Estándar Passivhaus, las viviendas incorporan cuatro principios generales:

casas-pasivas01

1. Cerramientos altamente aislados.

Los muros del edificio tienen un valor de U de 0.15 W/m²K o menor que normalmente se corresponde con 20 ó 40 cm de aislamiento.

Las ventanas son construidas con vidrios triples bajo emisivos (valor de U de 0.75 W/m²K y un factor de transmisión solar del 50%)y marcos altamente aislados (valor de U de 0.8 W/m²K)

2. Eliminación de puentes térmicos.

Mediante la aplicación adecuada de aislamiento, la transmitancia térmica lineal es reducida a valores por debajo de 0.01 W/mK (dimensiones exteriores)

3. Infiltraciones muy reducidas.

Las renovaciones de aire por hora son inferiores a 0.6 (valor de estanqueidad 50 Pa).

4. Recuperadores de calor para el aire extraído de la vivienda.

Las casas pasivas tienen un suministro continuo de aire del exterior, optimizado para asegurar el confort de los ocupantes. El caudal es regulado para suministrar exactamente la cantidad de aire requerida que permita una excelente calidad del aire interior. Se emplea un intercambiador de calor de alta eficiencia (rendimiento > 80%) para transferir el calor del aire interior de salida con el aire exterior de entrada, ambos caudales no se mezclan. En días especialmente fríos, el aire suministrado puede recibir un calentamiento suplementario cuando sea necesario. Es posible también una entrada de aire adicional precalentado por medio de un intercambiador de calor enterrado, reduciendo así el gasto energético en el calentamiento de aire.

El actual Estándar Passivhaus es interesante ya que las soluciones de diseño pueden ser fácilmente integradas en las viviendas sin afectar muy significativamente a las construcciones en aspectos estéticos, distribuciones o técnicas de obra. Por lo tanto, tienen buena aceptación entre las familias y los promotores inmobiliarios. Al exportar el concepto de casa pasiva a climas más cálidos, es importante mantener el mismo espíritu para que existan unas posibilidades reales de mercado que den opción al empleo de estrategias de refrigeración de bajo coste energético.